Consejos

¿Sistemas web?

Hoy día, el desarrollo de aplicaciones y la implementación de sistemas web a medida se han convertido en la base tecnológica de las empresas modernas. Desarrollar este tipo de plataformas digitales es invertir en eficiencia, ya que los beneficios que pueden brindar mejoran no solo los procesos sino los alcances funcionales y comerciales de la marca. En este post, vamos a ver cuáles son los aportes clave de una aplicación web o de escritorio y en qué se diferencian de un sitio online.

En la actualidad, las empresas se apoyan cada vez más en adoptar un sistema que automatice sus procesos y mejore el tratamiento de sus productos, por lo que el desarrollo de una aplicación web o de escritorio está dejando de ser una alternativa para pasar a ser un requerimiento casi esencial. Las empresas están adaptándose continua y rápidamente a los cambios que se presentan en el entorno por causa de la alta competencia y la dinámica cambiante del mercado, y el desafío que estas plataformas plantea es enorme para aquellas firmas dispuestas a aprovecharlas.

En este contexto cada vez más dinámico, globalizado e interconectado, es importante que cuentes con herramientas que te permitan simplificar tareas y procesos, y comunicarte de una manera más directa y ágil con tus colaboradores, aliados y clientes. De hecho, en lo que al desarrollo de sistemas de administración de negocios refiere, una de sus grandes ventajas es que sustituye procedimientos manuales que consumen muchísimo tiempo y energía del equipo de trabajo.

Por ejemplo, al llevar adelante una aplicación web con registro de clientes, podés llevar una relación bien detallada de las compras, pagos pendientes, facturación, e incluso información sobre el tipo de productos que consume y cuáles podrían interesarle por ser complementarios o adicionales. Sin duda, este tipo de datos es muy valioso para tener un conocimiento bien exhaustivo de tus consumidores y planificar qué otras acciones u opciones es posible brindarles según sus gustos, hábitos de consumo y necesidades.

Generalmente, las empresas ya cuentan con una APP de escritorio, como puede ser un sistema de gestión, por lo que sus beneficios al pasarse a la web son enormes: ya no necesitan instaladores, no están sujetos a las actualización periódicas, solo requieren una computadora que abra un browser para trabajar desde cualquier parte del mundo y estimulan la colaboración productiva.

Con la reducción de estos procesos que manualmente llevarían el triple de tiempo, es posible dedicar más tiempo a otras actividades dentro de tu empresa, así como también destinar recursos para comercializar diferentes productos o servicios, y con ello, ¡alcanzar nuevos mercados y clientes! Para dar este gran paso, veamos cuáles son las diferencias específicas que hacen notorios a estos desarrollos web o de escritorio y cuáles son algunas de sus utilidades más destacadas.